docente conectado

docente conectado

PLE docente

PLE docente

miércoles, 5 de febrero de 2014

Intentando no morir en el intento: gestionando la sobreinformación

Justo esta mañana, a través de una cadena de correos que comparto hace años con un grupo de buenos amigos, hablábamos del concepto de "nativos digitales" y de lo manido que está. Cómo le gusta a la gente usar estos tópicos sobre lo digital, sobre cómo los niños nacen ahora sabiendo usar un ipad o la diferencia con nuestra infancia. Pero eso de que sea un topicazo no quita que sea verdad.

Yo, que no soy nativa digital sino que mi transición hacia la edad adulta ha ido de la mano con el crecimiento de la era internet, estoy en un punto intermedio entre los que sólo han conocido internet y los que estudiaron y trabajaron sin él y han tenido que aprender a matacaballo porque no les quedaba otra. Creo que soy muy afortunada por ello, porque crecí sin internet y sé cómo era el mundo antes de eso, pero a la vez he ido creciendo y viendo cómo internet ofrecía cada vez más posibilidades y era más o menos fácil ir aprendiendo y beneficiándome de lo que me ofrecía.

Pero una cosa es que considere que manejo con cierta comodidad lo que la red me ofrece, y otra es que siempre me quede el regusto de que podría hacerlo mejor, de forma más organizada y provechosa. Para mi vida e intereses particulares pero, sobre todo, para mi trabajo como profesora. Es aquí donde poder gestionar toda la información que internet me ofrece es más importante.

De forma más o menos autodidacta, he ido incorporando diferentes herramientas para encontrar y gestionar la información que iba encontrando y que consideraba útil para mis clases. La más rudimentaria, y que sigo usando, es la de usar los marcadores de mi Chrome, que ha demostrado ser ciertamente caótica: no pierdo la información, pero a veces queda perdida en una lista interminable de cosas que quería no olvidar. Para evitar perderlo, uso XMarks, que se sincroniza y guarda online estos marcadores.

Desde hace unos dos años, usaba Pinterest para ir guardando páginas (o más bien, entradas) que me interesaban, sobre cocina, decoración, manualidades, costura o literatura. Una forma de organizar cosas bonitas. Desde hace unos meses, lo uso para organizar materiales útiles para mis clases, y está resultando de gran utilidad para conectar con mis alumnos online y offline y encontrar nuevas fuentes de materiales.

Con este curso, sin duda, estoy descubriendo nuevas herramientas (o aprendiendo a usar algunas que ya conocía) y estoy reflexionando mucho más sobre esto. Como usuaria y como profesora. Así que he buscado algunos artículos que hacen referencia a este tema, y he encontrado interesantes reflexiones.

En el artículo Give students a break: Four stategies to combat information overload  de Christopher Harris, el bibliotecario analiza cómo, desde su posición de gestor de bibliotecas, debe ser el primer filtro de la información que se provee a los profesores, y que luego éstos proporcionarán a sus alumnos.

information overload cartoons, information overload cartoon, funny, information overload picture, information overload pictures, information overload image, information overload images, information overload illustration, information overload illustrations
Hace referencia a un vídeo de TEDtalks de Sheena Iyengar en el que habla de cómo ayudar a elegir a los demás más facilmente. Ella establece cuatro puntos para facilitar la decisión de elegir ante un exceso de opciones:
1)Limitar la oferta: un  exceso de oferta ha demostrado que muchas veces la gente termina por no elegir nada.
2)Concretar: mostrar de manera clara (con esquemas, diagramas, imágenes, vídeos cortos) lo que ese contenido ofrece.
3)Categorizar: es mucho más fácil decidir si la oferta está organizada. Es importante usar subdivisiones: secciones, carpetas, etiquetas...
4)Empezar por algo más simple: para no aturdir, y después ir ampliando la oferta de información.

Buscando el enfoque de un profesor, he encontrado el artículo de John A. Dern, Avoiding Information Overload: Remembering Course Goals en el que razona que no hay que sobrecargar a los alumnos con un exceso de bibliografía o de información, ya que eso hace que pierdan la capacidad de centrarse en los objetivos de un curso concreto. Es más importante saber dar poca información y bien seleccionada que mucha (por la misma razón del artículo anterior, porque ante mucha información, como ante mucha comida, nos aturullamos y bloqueamos)

Como usuaria de internet y como profesora, creo que es importante, primero, tener cierta capacidad de contención para no dejarnos llevar por la abundancia de información que se nos ofrece. Tras este ejercicio de contrición individual, hay que buscar varias herramientas que nos ayuden. Gracias a este curso, llevo unos días usando Feedly y Diigo y cada uno a su manera, e interconectados, creo que me van a ayudar a mejorar la gestión y el archivo de la información que recibo y me interesa. Además, de cara a mis clases, recomiendo vivamente Pinterest y ScoopIt, para dar acceso a los alumnos (y al mundo en general) a esa información ya seleccionada y categorizada, para favorecer que otros encuentren lo que busquen. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada